César Rodríguez


César Rodríguez

César Rodríguez, habitual de la programación del circuito de la canción de autor en Madrid. Se le considera autodidacta en lo que hace, aunque la experiencia deja ver en él un aprendizaje rotundo. Cree en lo que hace pero no abandona la humildad de su entrega a la música.




César Rodríguez comienza su andadura musical en 1.996. Es en este mismo año donde por primera vez se sube a un escenario a enseñar sus canciones.
Desde entonces, no ha cesado de componer y cantar acompañado de su guitarra, y en ocasiones de algunos otros músicos.
Sin el respaldo de ningún sello discográfico ni editorial, César Rodríguez ha concedido entrevistas a los medios de comunicación (prensa, radio y TV) de difusión local, nacional e internacional en numerosas ocasiones.




César Rodríguez también ha compuesto la banda sonora de cortometrajes, musicado poemas de otros autores y colaborado con otros artistas tanto en directo como en grabaciones de estudio prestando su talento.
Siempre es comprometido con movimientos solidarios y actos sociales en los que se puede contar con él siempre que la causa merezca la pena.
A lo largo de todo este tiempo han sido siempre incontables las ocasiones y escenarios de su país en que ha interpretado sus composiciones en directo e incluso cruzando el charco.




Se le intuye profesional no sólo por la década que lleva ya sobre los escenarios. César Rodríguez es alguien que emplea su experiencia en la música de una manera interiormente constructiva.
El hecho de desenvolverse a la perfección en escenarios, estudios de grabación, entrevistas para los medios… no es debido más que a su manera tan personal de ver las cosas: «La base está en ser consciente de que uno también es parte del público, y eso no es algo al alcance de todo el mundo. He visto como compañeros de profesión se sentían a años luz del suelo por un logro mínimo obtenido. Desde mi punto de vista, esa actitud tan detestable no está justificada ni siquiera cuando se consigue tener un nombre importante dentro de esta profesión».
El propósito de todo esto es su intención por vivir de la música siendo reconocida ésta como una profesión más porque piensa que «vivir de la música no es sinónimo de riqueza como muchos tratan de convencernos…». En todo este tiempo ha rechazado algunas ofertas ya que no se ajustaban ni a sus propósitos, ni a su forma de ver las cosas.




13 años sin ningún contrato de una multinacional, ni un sello independiente, ni editorial, son los que hacen que a estas alturas esté deseando que apuesten por él y entrar en un estudio para grabar lo que todo este tiempo ha ido pasando y conseguir abrir el hueco necesario como para difundir su música tanto como deba expandirse. «Ojalá yo tuviera el respaldo de un sello discográfico que me permitiera relajarme en cuanto a la disposición del tiempo para seguir desarrollando una labor como compositor con más tranquilidad que hasta ahora… muy lejos de querer dar lástima he de decir que llevo diez años peleando a la contra y casi nadie se ha dado cuenta porque hasta hoy nadie me ha dado una buena oportunidad para grabar y distribuir un disco a nivel nacional… supongo que por eso el trabajo que desarrollo es un trabajo "de campo" en el que no existe ningún tipo de artimaña ni un personaje creado al gusto de nadie…».-dice.
Ha recorrido gran parte de la geografía española con sus canciones y tiene claras intenciones de seguir haciéndolo aunque es consciente de que con mayor promoción y con el respaldo de algún sello o editora y la ayuda de quien depositara su confianza en él sería todo mucho más fácil.




César pone a disposición en su página web un gran número de canciones que se pueden descargar de una forma gratuita desde cualquier lugar del mundo para que no quepa ninguna duda de su postura: «Yo cuando voy a una tienda de discos, no puedo improvisar y comprar discos de grupos o solistas que no conozco debido al precio de los mismos. Y como ciudadano, público y consumidor, me jode enormemente no poder adquirir cultura de una manera más asequible. Así que me identifico bastante con la gente que tiene su ordenador repleto de archivos MP3. Esto es una muestra más de que vivimos en un país lleno de prohibiciones y vacío de soluciones».




Las canciones de César están a la orden del día en las redes de intercambio de archivos que existen en Internet, sin embargo, César se queja en ocasiones de el trato que le dan los medios de comunicación al no promocionar a la gente que pretende hacerse un hueco en el panorama musical y sin embargo dan cabida a quién de siempre se sabe por disponer no tanto de unos méritos artísticos propios como de una disposición económica más que solvente.
El hecho de tener la experiencia que el tiempo le ha dado no le impide ser coherente sabiendo que, cada cosa que sucede o no, es tanto o mas productiva que las cosas que fueron ocurriendo en estos diez años.
A César tanta complejidad no le resta sencillez en el día a día y siempre pone la mirada realista y su sonrisa en una ciudad tan llena de gente como vacía…



No hay comentarios:

Publicar un comentario