Raimon


Raimon:
Ramón Pelegero Sanchis, cuyo nombre artístico, Raimon, le hizo famoso, nació el 2 de diciembre de 1940 en Xátiva, capital de La Costera, siendo el mas pequeño de 4 hermanos. Su padre tenía una carpintería, que le fue confiscada al inicio de la guerra civil, y con la que volvió a trabajar haciendo muebles después de la misma, comenzando desde cero. Durante la posguerra, fue encarcelado en varias ocasiones por sus ideas anarcosindicalistas.
"En el año 40, cuando yo nací,
aún no habían muerto todos
Muchos se quedaron, habían ganado, dicen
muchos se quedaron, habían perdido, dicen
Otros conocieron el exilio y sus caminos
En el año 40, cuando yo nací,
creo que todos, todos habían perdido."


(Fragmento traducido de Quan jo vaig nàixer, 1966)


Estudió en el colegio del Corazón de María de Sant Claret, donde hizo los estudios preparatorios para el bachillerato, dentro de la escuela que le tocó vivir en plena época franquista, y de la que años después nos recordaría:

"En la escuela te robaban la memoria,
hacían del presente una mentira.
La vida se quedaba en la puerta
mientras entraban cadáveres de poca edad.
Olvido del relámpago, olvido del trueno,
de la lluvia y del buen tiempo,
olvido del mundo del trabajo y del estudio.
Por el imperio hacia Dios,
desde la calle Blanca de Xàtiva.
¿Quien me indemnizará de mis años
de desinformación y desmemoria?

(Fragmento traducido de Al meu país la pluja, (1983), del libro D'aquest viure insistent)

Cuando aprobó el examen de ingreso, comenzó en el instituto, trabajando mientras de locutor en la emisora de radio del pueblo. Un hermano suyo vivía en València, y allí marchó nada más terminar el bachillerato. Su intención era estudiar para actor de teatro, pero finalmente, se matriculó en la Facultad de Letras, y en el año 1963 nos encontramos con un Ramón Pelegero licenciado en Historia.
Cuando estudiaba segundo curso, su hermano Rafael le regaló una guitarra. Sentado en el asiento trasero de la moto de un amigo, en 1959, nacería, inquieto por la sensación de la velocidad a la que rodaban, el que sería su primer éxito y convertida en himno juvenil: Al vent.
Comenzó a cantar en público en 1961 en Barcelona, cuando todavía era un estudiante en València, y lo hizo al margen de cualquier movimiento musical de la época.



Su estilo personal, su música, su forma de decir las palabras, produjeron una gran sorpresa en el ambiente artístico de los primeros años sesenta, tanto de la naciente Nova Cançó como del resto del panorama musical español de moda en aquellos momentos.
Al Vent, su primera canción, tuvo un éxito inmediato, y los responsables de la discográfica Edigsa se dieron prisa en preparar un disco con ella, un EP que incluía "Al vent", "Som", "La pedra" y "A colps", y salió en marzo de 1963 con un éxito fulminante.
Se estrenaba en Barcelona, en el Forum Vegés, en diciembre del 62. En 1963 ganó en Barcelona el Festival del Mediterráneo, con la canción "Se'n va anar", y el mismo 29 de diciembre, actúa por primera vez en València, y el 23 de noviembre de 1964, y firmando con su nombre, comenzó en el semanario "Destino" de Barcelona, una columna literaria semanal titulada "La columna de Raimon"
Sus máximos valedores y defensores de su estilo propio, al margen de los demás, fueron los conocidos como "Els Setze Jutges", denominación que nació de un cierto espíritu irónico y en reivindicación de la cultura catalana en aquellos años de la dictadura franquista.
Empezaron con canciones propias y con versiones de cantantes franceses, en especial de Georges Bassens. El círculo se fue ampliando con la llegada de otros artistas, e incluyendo a los tres fundadores y por orden cronológico los "jueces" acabaron siendo los siguientes:
Miquel Porter i Moix, Remei Margarit, Josep Maria Espinàs, Delfí Abella, Francesc (Quico) Pi de la Serra, Enric Barbat, Xavier Elies, Guillermina Motta, María del Carme Girau, Martí Llauradó, Joan Ramon Bonet, María Amèlia Pedrerol, Joan Manuel Serrat, Maria del Mar Bonet, Rafael Subirachs, y Lluís Llach.



Algunos de ellos (Joan Manuel Serrat, Guillermina Motta, Maria del Mar Bonet, Francesc Pi de la Serra, Rafael Subirachs o Lluís Llach entre los más conocidos) continuaron cantando, pero otros fueron incorporándose a sus profesiones y dejaron la canción.
La prohibición de muchos de sus recitales y la censura de algunas de sus canciones por los funcionarios franquistas fueron contínuas, y las estrategias para evitarlos también, pero mientras tanto Raimon no para de dar recitales en Bélgica, Francia, Suiza, Alemania, Estados Unidos, etc... No volverá a cantar en Cataluña hasta 1966, en el Instituto Químico de Sarriá, y en enero de 1967 en el Palau de la Música Catalana.
El 18 de mayo de 1968, reune en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Madrid a más de 6000 personas, y en los alrededores ondean senyeres en un grito unánime y común de lucha por las libertades.



"Por unas cuantas horas,
nos sentimos libres
y quien ha sentido la libertad
tiene mas fuerzas para vivir.
De bien lejos, de bien lejos
llegaban todas las esperanzas
y parecían nuevas,
acabadas de estrenar:
De bien lejos las traían."

Fragmento de "18 de maig a la Villa" (1968)

A pesar de censuras e imposiciones de la dictadura, los recitales multitudinarios se suceden dentro y fuera del país. Las actuaciones sobrepasan el ámbito de los amantes de la música y acaban por convertirse en un auténtico fenómeno social. Ahora Raimón recorría el mundo, siempre en su lengua nativa y convirtiendo su canto en universal, y siempre llevando como referente a su tierra y a su gente.

"Yo vengo de las plazas
y de las calles llenas
de niños que juegan
y de viejos que esperan
mientras hombres y mujeres
estan trabajando
en los pequeños talleres,
en casa o en el campo.
Yo vengo de un silencio
Que no es resignado
de donde comienza la huerta
y acaba el secano,
de esfuerzo y blasfemia
porque todo va mal:
Quien pierde los orígenes
pierde identidad."

Fragmento de "Jo vinc d'un silenci" (1975)

Decenas de recitales por todo el mundo lo avalan: su vocación internacional es muy patente y edita discos y da recitales siempre en su lengua. Diarios tan importantes como el New York Times, Le Monde, Frankfurter Allgemeine Zeitung le han dedicado sus mejores críticas, entre las de Joan Fuster, Josep M. Castellet, Salvador Espriu, Pere Quart, Manuel Vázquez Montalbán, Manuel Vicent, José Luis Aranguren, Eduardo Galeano, Giuseppe Tavani, Claude Roy i Irwin Siber.
Vive desde 1966 en Barcelona, y con su esposa Annalisa Conti, italiana, con la que se casó ese mismo año, y a la que ha dedicado diecisiete poemas de amor. Ese es Raimon.




Su carrera continúa sin pausas, con recitales y discos, y el 23 de abril de 1993, se conmemoran sus 30 años de carrera con un concierto histórico en el Palau Sant Jordi de Barcelona, y que con el título de "Raimon, 30 anys al vent", reúne en su homenaje a músicos de la categoría de la Banda la Lira Ampostina, la Coral Sant Jordi, Daniel Viglietti, Joan Manuel Serrat, Luis Cilia, Michel Portal, Mikel Laboa, Ovidi Montllor, Paco Ibáñez, Pete Seeger, Tao Rodrígues Seeger, Quico Pi de la Serra i Warabi-Za.
En 1994 recibe el premio de la Nouvelle Académie du Disque de Paris, y al año siguiente el gobierno español le concede la Medalla de Oro de las Bellas Artes, y en 1997 la Medalla de Oro de la Generalitat de Catalunya.
No se ha conformado con sus propias canciones, sino que ha musicado a poetas como Salvador Espriu y Pere Quart, o a clásicos como el gandiense Ausiàs March, Joan Timoneda, Joan Rois de Corella, o Anselm Turmeda, entre muchos otros, haciéndolos llegar hasta las nuevas generaciones. Su canción se ha convertido en vehículo de la poesía, de la propia y de la ajena, mezclando poemas de amor con canciones de lucha, recogimiento lírico y la mas fina ironía cáustica, de lo moderno con lo clásico.
En octubre del 2000 actuó en el Teatro Principal de València, donde interpreta su canción "La Pedra" después de no cantarla en público durante 36 años. El 2 de diciembre termina en el Palau de la Música Catalana de Barcelona el recital "Animal d'esperances i memòria", que desde noviembre interpreta, coincidiendo con su 60 aniversario.


En 2002 actúa en el Teatro Albéniz de Madrid, y los medios de comunicación hablan de él como una figura mítica de la canción. El público de Madrid responde con entusiasmo. En Julio canta en el Corral de Comedias de Almagro interpretando "Clásicos Valencianos de la Literatura, siglos XIV y XV, y en octubre presenta "Clàsics i no" en el Gran Teatre Nacional de Catalunya.
Entre enero y febrero de 2006 presentó en el Gran Teatre Nacional de Catalunya una original propuesta, ofreciendo cada día un repertorio distinto: "Raimon, lletra i música", "Salvador Espriu-Raimon", "Ausiàs March i altres poetes dels segles XIV, XV i XVI" i "Raimon Antològic".
Aparte de España, ha editado 7 LP y 7 CD en Francia, 2 en Uruguay, 1 en Argentina, 1 en Bulgaria, 1 en Japón y 2 en Estados Unidos.
Cuando se estudia los miles de páginas que sobre Raimon se han escrito en todo el mundo, siempre destacan dos palabras sobre el resto: original y singular. Su música es visceral, sea grito u melodía, con su estilo libre y coloquial.
Los 40 años de su primera actuación en él le hicieron volver a Paris al Teatro Olimpia el 13 de junio de 2006.


En este año de 2008 cumplirá 68 años, y tiene todo el entusiasmo que desde hace 50 le desborda. Solo hay un Raimon y está muy presente en la música actual. El cantautor de Xàtiva y su música son ya eternos sin perder su actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario