Miguel Rios

Miguel Ríos

Nació el 7 de Junio de 1944 en Granada. Era el menor de siete hermanos y pasó una infancia normal en el colegio de los Salesianos y en las calles del barrio de La Cartuja, su segunda escuela. Pronto encontró trabajo en el departamento de discos de unos grandes almacenes, donde se acercó a una música que todavía disfruta: el rock.


Todo fue rápido. Se presentó en un programa de Radio Granada, grabó una cinta de demostración como cantante y viajó a Madrid para realizar su primer disco. Era 1962, tenía 17 años y le dieron 3.000 pesetas. En la portada del disco aparecía como Mike Ríos, "el rey del twist". Entre las canciones, un rock: "Pera madura", del italiano Pino Donaggio. Comenzaba la historia del rock español.

1963


Una historia que continuaba en los primeros meses , cuando Miguel debutó en las legendarias matinales del Price, en Madrid, junto a Los Relámpagos, Los Tonys, Los Extraños, Les Chats Noirs... Durante la década de los 60 llegaron canciones en clave rock como "Popotitos" (1962), "La pecosita" y "Da-do-ron-ron" (1963) o "El rock de la cárcel", mezcladas con ritmos del momento (el twist, el madison, el locomotion...), tendencias USA (el surf), canciones francesas ("El ritmo de la lluvia"), también italianas ("Oh, mi Señor"), bandas sonoras de películas ("Serenata bajo el sol"), acercamientos a Los Beatles ("Yesterday"), versiones de clásicos del pop ("Unchained melody") y retorno a los orígenes ("Vuelvo a Granada") antes del éxito internacional.


1969


Miguel Ríos publica "Himno a la alegría", una adaptación del cuarto movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, bajo la dirección de Waldo de los Ríos. En la cara B del single, una canción de Jimi Hendrix. Vendió siete millones de discos en todo el mundo, copando los primeros lugares de las listas de éxitos en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón, Suecia, Italia, Austria, Holanda, Canadá ...

"Aquel gran éxito internacional supuso que yo tomara conciencia de que podía cantar, escribir textos, utilizar la imaginación y construir algo sólido como un disco", dijo Miguel Ríos.

También en 1969 Miguel Ríos publicó su primer LP, después de alcanzar un buen número de éxitos con sus EP y singles. En 1972 comienza a abrir brecha creando una nueva infraestructura para el rock español con sus "Conciertos de rock y amor". En el repertorio de aquella gira y del disco grabado en directo, clásicos como "Hound dog", "Tutti frutti" y "Rock de la cárcel". Miguel Ríos vuelve a los orígenes.

Después llegarían discos como "Memorias de un ser humano", "La huerta atómica" (pionero de las reivindicaciones ecologistas) y "Al-Andalus" (anticipándose al futuro éxito de la fusión entre el rock y la música arábiga), como paso previo a su segunda explosión de popularidad y ventas.

1979
Miguel Ríos se embarca en el disco "Los viejos rockeros nunca mueren". Fue el comienzo de una serie de éxitos que continuó en 1980 con "Rocanroll bumerang" (que fue disco de oro, con "Santa Lucía" como canción tótem) y, sobre todo, el doble LP "Rock & Ríos" (1982), que vendió 400.000 ejemplares y situó el rock español a nivel internacional en todos los aspectos.



Un año más tarde llegó "El rock de una noche de verano", con vocación antinuclear y una gira de 32 conciertos por campos de fútbol y plazas de toros que atrajo a más de medio millón de espectadores. En 1985 repitió la experiencia con "Rock en el ruedo" y en 1986 el legendario Tom Dowd produjo su disco "El año del cometa".

La vocación latinoamericana y solidaria de Miguel Ríos se puso de manifiesto también en 1986 cuando organizó los primeros "Encuentros de Rock Iberoamericano". Durante tres días, en el Palacio de los Deportes de Madrid actuaron los mejores intérpretes del rock mexicano, argentino, chileno, brasileño, venezolano y español, ofreciendo por primera vez al público español la oportunidad de acercarse a artistas sepultados por el poderío económico del rock anglosajón. Fue una apuesta impagable por la identidad latina, que todavía hoy continúa dando frutos.

Después Miguel Ríos recreó en TVE la historia del rock español en un documento imprescindible para nuestra memoria musical ("Qué noche la de aquel año"), a través de 27 programas que recibieron el Premio Ondas de Radio y Televisión. Y siguieron nuevos discos ("Miguel Ríos", "Directo al corazón"), giras por Latinoamérica, nuevos programas de televisión ("Fiebre de sur", en Canal Sur TV), recopilatorios ("Así que pasen 30 años"), más premios Ondas (en 1993, por su trayectoria artística) y ...




Desde "Directo al corazón" (1991), Miguel Ríos no había vuelto a publicar un disco con canciones nuévas. Cinco años después el artista granadino regresaba con "Como si fuera la primera vez", un producto lleno de frescura y de madurez interpretativa.

Ese mismo verano comienza la gira más espectacular y de más asistencia de público en la historia de la música española: "El gusto es nuestro", junto a Ana Belén, Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat. Más de 500.000 espectadores en 34 conciertos en plazas de toros y otros grandes espacios, un álbum grabado en vivo, un programa de televisión y un libro, "Diario de ruta", escrito por Víctor Manuel. Antes de finalizar el año realiza una gira por Latinoamérica acompañado por una de las mejores bandas de rock de nuestro país.

1997
Miguel Ríos cumplió 35 años en la música y lo celebró haciendo una gira a nivel nacional por auditorios y teatros, acompañado por una big-band de 16 músicos de reconocida trayectoria, en un espectáculo intimista que él considera su aventura más arriesgada, novedosa, romántica y enriquecedora de los últimos años. Y sin parar el motor siguió una gira en verano.

A final de 1997 inicia un tour irrepetible por Latinoamérica con "El gusto es nuestro". Dieciocho conciertos durante más dos meses, en los que Ana, Miguel, Víctor y Joan Manuel, acompañados por un enorme despliegue de músicos y técnicos, consiguieron emocionar a millares de personas en el continente americano.


Una idea que rondaba su cabeza hacía tiempo era la creación de un sello discográfico. En mayo de 1998 hizo la presentación en sociedad de su nuevo proyecto, Rock & Ríos Records, un sello independiente que crea un espacio en el que respira el rock en todos sus mestizajes y estilos, con la latinidad como territorio. El primer lanzamiento es "Bip... Bip... aquí la Tierra", debut del grupo Gran Jefe, un cuarteto formado por músicos de primera línea: Jaime Asúa, Osvi Greco, Rafa J. Vegas y Ramiro Penas.

Una experiencia arriesgada, pero madurada durante estos últimos dos años es el espectáculo dedicado a las canciones de Kurt Weill y Bertolt Brecht. Miguel Ríos y Ana Belén actúan como solistas invitados de la Orquesta Ciudad de Granada, dirigida por Josep Pons, y con el trío de jazz de Lluís Vidal, en Festivales de Música Clásica.

1998
Durante la gira con su big band, grabó en el Teatro de la Maestranza de Sevilla su nuevo disco, "Big-Band Ríos". Un doble CD en directo, único en su género, en su discografía y quizá en la discografía nacional. Contiene parte del mejor repertorio de Miguel Ríos, sobre todo el más apropiado para una formación musical de big-band. Una mezcla en los arreglos musicales de toques clásicos, gusto contemporáneo y contundencia rockera dan la oportunidad a Miguel para expresar su madurez vocal y conseguir uno de los trabajos más variados de su carrera.

1999
Gracias al éxito obtenido con "Big-Band Ríos" en Latinoamérica realiza una gira con la big-band por distintos países con una espectacular acogida. Regresa a España para recibir la Medalla de Oro del Trabajo, el 9 de Julio de 1999.



Sigue una larga gira de verano con la big-band y la grabación del CD doble en homenaje a Kurt Weill, junto a Ana Belén y con la Orquesta Ciudad de Granada, dirigida por Josep Pons. El disco salio a la venta en octubre de 1999.

Durante el año 2000 participa con la canción "Madre Tierra", del grupo mexicano El Tri, incluido en su nuevo álbum titulado "No podemos volar". También colabora en el disco homenaje a Enrique Urquijo, del grupo Los Secretos, con la canción "Ojos de gata", en donde también co-interpreta el tema "Déjame".

Para comenzar el siglo XXI graba un nuevo álbum, "Miguel Ríos y las Estrellas del Rock Latino", que incluye dúos con algunos de los más importantes artistas del rock en español, como Fher (de Maná), Rosendo, Manolo García, Fito Páez, Joaquín Sabina, Charly García, El Tri, Aterciopelados y La Ley. En el otoño de 2001 comienza la gira que lleva el mismo título del disco, en la que canta a dúo con todos esos artistas, de manera virtual, por medio de hologramas. La gira recorre un gran número de ciudades españolas y americanas.



2002 
Le es concedida la Medalla de Oro de Andalucía. El 23 de abril ofrece un espectacular concierto ante 100.000 personas en el Zócalo, México, D.F., la plaza más grande de toda Latinoamérica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario